divendres, 25 de gener de 2013

Viure Feliç



Des de el moment que vaig ser mare em van començar a sorgir dubtes i preguntes com: Ho estaré fent be? El meus fills són feliços?.. i per assegurar-me'n vaig començar a comprar llibres que em poguessin ajudar a esbrinar-ho i per si mai els necessitava consultar.. "omple'm de petons" Carlos Gonzalez ; "un món de somriures" Elisabeth Fodor - Montserrat Moràn ; "Educar amb sentit comú " Javier Urra ; FRATO "40 anys amb ulls d'infant".. Són alguns dels llibres que tinc a la meva llibreria i que de ben segur molts de vosaltres també coneixeu..;) 

Un dia vaig descobrir ,per casualitat, Jackson Brown, no es cap filòsof ni un Nobel de la literatura, es publicista i un pare normal, preocupat com molts per la felicitat del seu fill al qual li va escriure uns simples "consells" en el moment que aquest s'en va anar a estudiar a la universitat. El seu fill els va fotocopiar i els va distribuir als seus companys de classe.Van tenir tan èxit, que una editorial va demanar a Brown per publicar-los i convertir-lo en el llibre "Viure Feliç", el qual s'ha convertit en un "best seller".

Aquí us deixo aquests consells, (castellà) perquè pugueu fer-los servir si els necessiteu ;) 


  • Observa el amanecer por lo menos una vez al año.
  • Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.
  • Ten un buen equipo de música.
  • Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.
  • Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.
  • Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.
  • Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.
  • Maneja autos que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.
  • Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.
  • No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.
  • Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza).
  • Anímate a presentarte a alguien que te cae bien simplemente con una sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal; todavía no nos han presentado.
  • Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.
  • Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.
  • Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.
  • Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.
  • Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas. Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.
  • Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.
  • No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.
  • Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).
  • Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.
  • Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también ‘el gran riesgo’.
  • Nunca confundas riqueza con éxito.
  • No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.
  • No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices
  • Aunque tengas una posición holgada, haz que tus hijos paguen parte de sus estudios.
  • Haz dos copias de las fotos que saques y envíalas a las personas que aparezcan en las fotos.
  • Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.
  • No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.
  • No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.
  • Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de él.
  • No confundas confort con felicidad.
  • Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.
  • Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca).
  • Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.
  • Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.
  • Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.
  • Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.
  • Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.
  • La tarjeta de crédito es como la pistola, hay que sacarla solo para usarla.
font del text: Reflexiones diarias.

2 comentaris:

  1. I jo també afegiria: assaboreix tot el que menges, gaudeix de despertar-te, viu sense pressa! Igualment, imagino que moltes coses les aprens quan ets mare... M'ha fet pensar molt! Petonets :*

    ResponElimina
  2. Bona llista d'intencions per anar pel món. Jo tinc un resum personal que consisteix a intentar ser Ferm

    ResponElimina